Brasil le ganó 3-1 a Perú y se consagró campeón de la Copa América

La selección peruana salió decidida a atacar y presionar en los primeros minutos del encuentro ante los anfitriones del torneo. En un mediocampo plagado de jugadores, Brasil intentó entrar por las bandas ante las presencia de Luis Advíncula y Miguel Trauco.


La insistencia fue tal que a los 14 minutos, un pase largo de Dani Alves acabó en los pies de Gabriel Jesús, quien superó al futbolista del Flamengo y envió un centro al segundo palo que terminó empujando Everton sin marca a metros del área chica.


Con la ventaja en el marcador, los de Tite se acomodaron en el campo y jugaron con la desesperación de los incaicos por volver a tener la posesión.


A los 23, los brasileños tuvieron una oportunidad para estirar el resultado con una nueva llegada por la banda, en este caso la derecha. Everton superó a Advíncula y el centro atrás encontró a Coutinho, que no pudo definir con comodidad.


El tanto golpeó anímicamente a los peruanos que perdieron la posesión, a pesar de ir a disputar cada pelota con intensidad. Los de Ricardo Gareca no lograron incomodar a Alisson Becker hasta los 40 minutos, en donde una mano dentro del área de Thiago Silva acabó en penal para Perú.


Tras la intervención del VAR, Paolo Guerrero cambió la falta por la igualdad con un remate al palo izquierdo de Alisson que había elegido la otra punta.


Cuando parecía que la primera mitad iba a acabar igualada, Brasil volvió a ponerse en ventaja. Un quite de Firmino en mitad de cancha a Yotun, una buena conducción de Arthur por el medio y una precisa definición de Gabriel Jesús le dieron tranquilidad a la Canarinha de cara al descanso.


Perú comenzó el complemento con varios problemas defensivos que pudieron acabar en el tercer gol de Brasil sobre el inicio con un tiro de Coutinho que pasó muy cerca del palo derecho de Gallese y otro de Firmino que no pudo rematar con comodidad.


Los dirigidos por Ricardo Gareca sufren en cada ataque del conjunto local. Al contrario de lo que sucedía en la primera mitad, ahora Brasil encuentra espacios por el medio y lastima con las llegadas de Arthur y Couthino.


La expulsión de Gabriel Jesús por doble amarilla a los 70 minutos le dio esperanza a los peruanos, que se adelantaron en el campo para buscar ese gol que les de el empate. Sin embargo, les faltó claridad a la hora de atacar y las jugadas se diluyen antes de ingresar al área.


Un cuestionable penal a un minuto del final acabó con las esperanzas de Perú. Roberto Tobar no dudó en cobrarlo, después de ver un choque entre Everton y Carlos Zambrano. Después de acudir al VAR para confirmar su decisión. Finalmente Richarlison lo cambió por gol.


informado.com.ec / infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *