Seguridad en vías, cultura de respeto y convivencia de movilidad humana, temas abordados en la Asamblea

60total visits.

En la cuarta jornada de trabajo, el Pleno recibió en comisión general a sectores vinculados con el uso de bicicleta y motocicleta. Así también, a la fundación Cavat, Corazones Azules y Escuelas no profesionales del Ecuador. Los representantes expusieron la problemática que afrontan frente al mal uso de las vías y carreteras del país por los transportistas, dada la alta tasa de accidentabilidad y muertes por siniestros de tránsito. Pidieron seguridad vial integral y una normativa que incida -de manera efectiva y positiva- en todos los ciudadanos, orientada a una adecuada convivencia de movilidad humana.

En su exposición, Damián Keins, reclamó seguridad para ciclistas, personas menores, con discapacidad y adultos mayores. “Los atropellos son consecuencia de un modelo de transporte que se basa en los automotores”, dijo. Comentó que se debe cambiar el modelo de movilidad humana hacia uno de desarrollo sostenible que tome en cuenta al ser humano. A la vez, pidió incrementar el uso de las bicicletas para evitar, inclusive, la contaminación ambiental.

De su lado, Ernesto Avilés, de la Federación Ecuatoriana de Clubes de Motociclistas, solicitó incluir un capítulo que impulse acciones que velen por la seguridad de este grupo de personas. “Somos más de un millón de personas”, precisó, por lo que consideró imperativo el uso de luces adicionales en las motos, conocidas como exploradoras; centros de capacitación reales que no vendan licencias de conducir; la entrega de licencias de conformidad con los tipos de cilindraje. Hace falta la carnetización para quienes hacen motoviajes y carreras; y, que la Policía  retome el  control en las troncales y carreteras, agregó.

En cambio, Soraya Herrera, presidenta del Centro de Apoyo a Víctimas de Accidentes de Tránsito (Cavat), dijo que en la Asamblea se debate la vida de ciclistas, motociclistas, peatones y ciudadanía en general. “Existe la necesidad de crear una asignatura en la malla curricular en materia de tránsito, es decir, se debe legislar a favor de la vida, el respeto y la tolerancia, ya que más del 90 % de accidentes de tránsito ocurren por factores humanos, por la crisis de valores”, planteó.

Rosa Herrera, presidenta Ejecutiva de la Fundación Corazones Azules, fue enfática al indicar que no se debe eliminar las licencias de conducir porque constituyen una herramienta para la seguridad vial. Dijo que es un código de ética y convivencia creado para reducir los accidentes de tránsito y, sobre todo, la mortalidad. “Sin licencia se permitirá matar, atropellar, pasarse los semáforos, y demás, pues los accidentes se producen por quienes incumplen la ley”, subrayó.

El presidente de las Escuelas de Conducción no profesionales del Ecuador, Hernán Condo sugirió incluir materias como lógica y la ética en el pénsum de estudios, ya que el conocimiento de la Ley de Tránsito no garantiza un comportamiento sano, culto, respetuoso de la ley, que incida en la reducción de accidentes de tránsito.

informado.com.ec / AN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *